fbpx

El Día de los Reyes Magos es una de las tradiciones españolas que más me gustan. Porque es la gran fiesta de la familia, y también un día muy especial para los niños. ¡Me encanta la expectativa por saber quién va a morder el trozo del Roscón de Reyes con sorpresa!

 

Cada seis de enero hacemos en casa una gran merendona. Invitamos a nuestros amigos españoles, colombianos, venezolanos, italianos o franceses. Juntos formamos una familia internacional bastante diversa. Pero unida por las costumbres que compartimos viviendo aquí en España.

 

 

Su alteza, la receta que exige un trato especial

Cuando empecé a hacer repostería uno de mis grandes retos era el Roscón de Reyes. Recuerdo que al principio me costaba moldear un poco la masa. Además, no es fácil encontrar la temperatura adecuada para la fermentación, y hay que vigilar que la capa superior no quede dura. Después de muchas pruebas descubrí el secreto. Prepararlo solo con ingredientes naturales, y mucho amor. Clásico, relleno de nata montada, crema pastelera o trufa. Está delicioso en cualquiera de sus versiones.

En fin, que es uno de mis bollos favoritos porque la preparación requiere de mucho mimo. Además, es una merienda ideal para pequeños grupos. Puedes acompañarlo de té, café, chocolate caliente, vino dulce o champán y hacer una buena merendona para todos. Tiene una presentación tan bonita ¡que casi da pena comérselo!

¿Sabías que?

Para mí lo mejor es el juego que hay alrededor del fabe, o faba, como llaman en España a la figurita que lleva dentro el Roscón de Reyes. El que encuentra la sorpresa paga el roscón. Aunque si es una niña quien lo encuentra, es coronada como reina de la familia. En Francia el ritual de la merendona también es muy divertido. El más pequeño de la casa se mete debajo de la mesa, y con los ojos cerrados elige quien prueba el primer trozo.

La sorpresa es la pequeña protagonista de esta tradición que viene desde el siglo II antes de Cristo. Cuando se celebraban las saturnales romanas, donde elaboraban un pastel con un haba dentro. Esclavos y plebeyos lo probaban y aquel que lo encontraba era elegido rey por un tiempo.

Yo lo preparo, tú lo disfrutas

En estos días en que lo más aconsejable es cuidarnos y proteger a los que más queremos, te propongo que disfrutes del Roscón de Reyes de La Merendona en casa. Una maratón de juegos de mesa, películas, buena música, fotos y la compañía de los tuyos es el mejor plan para celebrar una fecha tan especial.

Puedes pedir tu Roscón de Reyes a domicilio en nuestra página web. Te lo llevamos en coche refrigerado. O pásate a recogerlo. Estamos en la calle General Pardiñas 3. Cerca del parque del Retiro en Madrid.

 

¡Feliz año nuevo!

0